MALOCLUSIÓN DENTAL Y POSTURA IDEAL VS ÓPTIMA

por / viernes, 29 abril 2016 / Publicado enFisioterapia, Noticias, Osteopatía, Otros

El antropólogo Raymond Dart, fue uno de los primeros en investigar la relación entre la maloclusión y la postura, y publicó en 1946 “The postural aspect of malocclusion” (“Los aspectos posturales de la maloclusión”). En este texto decía que las maloclusiones, son alteraciones o desórdenes oclusales influenciados por diferentes condicionantes, estéticos, étnicos y culturales.

Muchas veces estas maloclusiones van unidas a alteraciones de la función masticatoria, a trastornos de la ATM (articulación temporomandibular) e incluso a alteraciones de la columna vertebral.

El raquis presenta una serie de curvaturas fisiológicas, que se relaciona con una buena posición del cráneo, de la mandíbula y del hioides que juega un papel importante en la posición lingual.

Por esto podemos decir que muchos aspectos del sistema estomatognático están asociados con alteraciones de la postura corporal. Dos de los aspectos más destacados en relación con la alteración postural son la posición mandíbular y las maloclusiones dentales y/o músculo-esqueléticas.

 En estomatología, así como en osteopatía, existen diversos estudios sobre postura corporal que intentan buscar una relación entre anomalías de posición del tracto cráneo-cervical y la frecuencia y severidad de las maloclusiones. Se estudian los diferentes tipos de regulación de la postura con el fin de explicar la relación entre las asimetrías en la posición del cuerpo y las modificaciones oclusales. Según un patrón perfecto de simetría, el 95% de las personas somos asimétricas.

Por ello es importante definir algunos criterios de simetría de la postura considerando también algunos criterios acerca de la oclusión dental. El estado entendido como “ideal” del sistema postural y de oclusión es el equilibrado y perfectamente simétrico, en todos los planos del espacio, pero esto es simplemente “irreal”.

Está aceptado en estomatología que no existe una oclusión dental “ideal” y que la oclusión dental “funcional” obedece al establecimiento de una relación dentaria armónica que es adoptada por cada sujeto de manera individualizada.

Por tanto podríamos decir dado que este sistema ATM-oclusión-postura están absolutamente relacionados que no existe la postura “ideal”, pero si la postura “funcional” ideal para cada sujeto, y debe ser esta donde el sujeto se debe encontrar confortable.

Por lo tanto con nuestros tratamientos debemos tratar de buscar ese punto entre lo ideal-conceptual y lo funcional-óptimo.

Sabemos que el sistema estomatognático (SS) se compone de distintas estructuras: esqueléticas, arcos dentales, tejidos blandos, músculos de la ATM y músculos masticatorios que actúan en armonía para realizar diferentes funciones.

Los músculos que se insertan en la mandíbula pueden moverse solo empezando por dos puntos fijos, que son el cráneo y el hueso hioides.

La estabilización del cráneo sobre la columna cervical se debe a un equilibrio dinámico entre los músculos extensores o posteriores y los músculos anteriores o flexores, y la estabilización del hueso hioides se debe principalmente a la contracción de los músculos subhioideos.

En particular la ATM tiene conexiones con los músculos y ligamentos de la región cervical y forma parte del denominado ”sistema cráneo-cérvico-mandibular”. A la hora de diagnosticar un trastorno del sistema estomatognático, es fundamental un correcto examen postural ya que el aparato masticatorio forma parte del sistema tónico postural.

La ATM es una articulación guía que no debe ser sobrecargada para que haya un adecuado equilibrio craneomandibular, en el cual intervienen los músculos agonistas y antagonistas y los músculos del cuello. Por tanto, si se producen modificaciones esqueleto-dentarias, estas tendrán repercusiones sobre el equilibrio postural del cuerpo y sobre el posicionamiento espacial de la cabeza.

De hecho, cuando se rompe el equilibrio dental (ej. por extracciones y/o maloclusiones) el cóndilo mandibular no se encuentra en la posición habitual dentro de la cavidad glenoidea. Esto puede producir una sobrecarga y como consecuencia la presencia de una asimetría mandibular ya que el paciente intentará buscar de nuevo el equilibrio adoptando posiciones incorrectas de adaptación, que pueden generar clínica según las capacidades adaptativas funcionales del sujeto.

Por ello es de particular importancia tener en cuenta las relaciones existentes entre el sistema estomatognático y la postura cervical con el fin de evitar romper esta armonía.

El estado de reposo fisiológico de la lengua está en relación con el estado de reposo fisiológico de la mandíbula. Esta fisiología cavidad oral-postura lingual en reposo se relaciona con la fisiología de la postura de la cabeza y del cuello.

Entonces es importante tener en cuenta diferentes factores para una correcta fisiología.

La oclusión en la deglución es uno de los principales factores que tenemos que considerar. Se deglute alrededor de 1200 veces al día para tragar la saliva. La deglución se produce por la elevación de la lengua contra el paladar duro y consecuentemente también se eleva el hueso hioides. Por esto para asegurar una deglución armónica, la intercuspidaciòn tiene que ser simétrica con numerosos contactos oclusales, y el hioides debe estar libre de restricciones.

A la hora de evaluar las alteraciones posturales, hay que tener en cuenta las principales parafunciones orales, como la deglución atípica. Esta, llamada también deglución con interposición lingual, se produce cuando persiste el patrón de deglución infantil o visceral después de la erupción de los dientes anteriores. Es un hábito caracterizado por movimientos inadecuados de la lengua y/o de otras estructuras durante la fase bucal y faringolaríngea de la deglución, y es considerado como una de las principales causas de maloclusión.

Podemos concluir que las degluciones atípicas por disfunciones linguales se acompañan de una rotación del hueso hiodes que descompensa en la torsión la cintura escapular y el cráneo. Teniendo que evaluar la deglución y posición del hioides como posibles causas de disfunción de ATM y cintura escapular, asociadas a alteración postural.

Como siempre un placer compartir.

BIBLIOGRAFIA:

Perinetti G, Contardo L, Silvestrini-Biavati A, Biasati AS, Perdoni L, Castaldo A. Dental malocclusion and body posture in young subjects: a multiple regression study. Clinics (Sao Paulo) [Internet]. Faculdade de Medicina / USP; 2010 Jul [cited 2015 Sep 22];65(7):689–95.

Moreno NAA, Aranza OT. Frecuencia de maloclusiones y su asociación con problemas de postura corporal en una población escolar del estado de México. Bol Med Hosp Infant Mex. 2013;70(5):364–71.

Heredia Rizo AM, Cabello MA, Pozo FP, Carrasco AL. La postura del segmento craneocervical y su relación con la oclusión dental y la aplicación de ortodoncia: estudio de revisión. Osteopat Científica [Internet]. Elsevier; 2010 Sep 1 [cited 2015 Oct 29];5(3):89–96.

Cuccia A, Caradonna C. The relationship between the stomatognathic system and body posture. Clinics (Sao Paulo) [Internet]. 2009 Jan [cited 2015 Oct 18];64(1):61–6.

Lugo C, Toyo I. Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría Revista Latinoamericana de Ortodoncia y Odontopediatría Página | 2. Rev Latinoam Ortod y Odontopediatría. 2011;1–17.

SUBIR